share article

CORONAVIRUS: INFORMACIÓN SOBRE LA OPERACIÓN EMPRESARIAL EN SCHÖLLY

Al igual que todas las empresas, estamos monitoreando de cerca los desarrollos relacionados con el coronavirus y tomamos precauciones para proteger a nuestros empleados, clientes y socios comerciales, en la medida en que mantenemos nuestras capacidades de suministro y servicio lo mejor posible.


A continuación se muestra una descripción general de las normas y medidas adoptadas. Nos guiamos por la información y las recomendaciones del Instituto Robert Koch (RKI):

  • Nuestros empleados están trabajando en home office tanto como sea posible. Esto significa que las personas de contacto habituales están accesibles en los horarios habituales.
  • Hasta nuevo aviso, no se reciben visitas; todos los viajes de trabajo han sido suspendidos. En algunos casos, se pueden hacer excepciones tomando las medidas de seguridad apropiadas.
  • Se están aplicando las herramientas de comunicación online disponibles. Esto nos permite realizar reuniones internas y externas.
  • Nuestra producción se adaptó a un sistema extendido de múltiples turnos. Esto significa que menos personas están trabajando en la producción al mismo tiempo, reduciendo el número de contactos y asegurando la continuidad de la producción.
  • En nuestra cadena de suministro, actualmente no tenemos ninguna información sobre restricciones en la capacidad de nuestros proveedores para suministrarnos. Estamos en estrecha coordinación con proveedores socios en términos de mantenimiento de nuestros inventarios.

Nuestros productos son fabricados por humanos para humanos. Esto se reafirma en un momento como este, cuando el coronavirus nos hace aún más atentos, en todo el mundo. La salud de nuestros empleados, clientes y socios, además de abastecer el mercado, es nuestra máxima prioridad.